EL BIDASOA IRUN VENDE CARA SU PIEL ANTE EL ANAITASUNA DE PAMPLONA 30-31

ANAI 2

Los recursos de un equipo de ASOBAL y su experiencia sentenciaron a un BIDASOA IRUN que pudo ganar por los  méritos contraídos.

 

 

Los iruneses despejaron sus incógnitas con rapidez tras un buen trabajo del 5-1 defensivo con Vázquez como avanzado, y explotaron sus posibilidades en ataque a pesar de las bajas de Muiña y Kauldi Odriozola. Fernando Bolea no podía permitirse licencias antes del compromiso del sábado ante el Atlético Valladolid, y reservó a dos piezas importantes. A pesar de ello el Bidasoa imprimió un fuerte ritmo bajo la batuta de Azkue y Didac Villar. Costoya sujetó al Anaitasuna con sus lanzamientos,y Juantxo Apezetxea tuvo que situar a Jorge Fernandes Silva para equilibrar la contienda. Incluso a Navodeza. El Bidasoa Irun se empeñó en neutralizar la diferencia de categoría con variantes tácticas, 5-1 en defensa, doble pivote en ataque, transformaciones 2-4, y con aportaciones magníficas de Davidovic.Durante la primera mitad los hombres de Bolea impidieron la circulación de balón de los navarros, y finalizaron con acierto muchas de sus combinaciones.

Helvetia Anaitasuna tuvo que realizar un gran esfuerzo para sujetar el partido tras el 8-6 de Didac y el 10-8 Crowley, y supo mantener el equilibrio ante un Bidasoa superior que revitalizó el nervio del público del histórico pabellón.

EL ANAITASUNA AL LÍMITE

El Bidasoa exprimió sus recursos con Azkue como motor en ataque y gran concentración defensiva. Tras el tiempo muerto solicitado por Juantxo Apezetxea (minuto 13), al Anaitasuna le costó casi 5 minutos adelantarse en el marcador 24-25(minuto 18 de la segunda parte). El tramo final del choque mostró el oficio que otorga la liga ASOBAL y los navarros explotaron su experiencia tras ajustar el 6-0 en defensa, y el brazo de Fernandes Silva. El Bidasoa Irun trabajó hasta el final, y se lamentó del contraataque final desaprovechado por Dejanovic y Davidovic, pero no se les podía exigir más esfuerzo. Los iruneses realizaron una excelente prestación, con rotaciones incluidas, e impusieron durante muchos minutos su autoridad. Fue un ejercicio espléndido de confianza para el partido del sábado frente al Atlético Valladolid. El bloque no vaciló ante un Anaitasuna que sufrió para eliminar al adversario. Un rival serio y competitivo.

- Ficha técnica:

30 – Bidasoa-Irun (16): Zubiria, Cavero, Vázquez (3), Martínez (4), Beltza, Portero (1), Azkue (5) -siete inicial- Dejanovic, Crowley (8), Villar (2), Davidovic (5), Mouriño (1) Gómez (1) y Rincón.

31 – Helvetia Anaitasuna (15): Lorger, Gastón (5), Costoya (7), Del Valle, Goñi (4), Ugarte, Castro (1) -siete inicial- Hernández, Bazán (1), Garza, Nadoveza (5), Chocarro (2), Pérez de Hinestrosa y Silva (6)

Parciales: 3-2, 5-5, 8-6, 10-10, 13-13 y 16-15 -descanso- 18-17, 21-20, 24-22, 25-26, 27-28 y 30-31.

Árbitros: Andrés Peñaranda Ortega y José Antonio Yagüe Moros (Aragón). Excluyeron a los locales Cavero, Martínez y Beltza, y a Ugarte (2), Gastón y Silva, del lado navarro.

Incidencias: Partido correspondiente a los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el pabellón Artaleku de Irun ante 1.200 espectadores.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo