EL REAL UNIÓN SE EXHIBE ANTE EL GERNIKA EN URBIETA 0-5

gernika--2

El Real Unión se recreó con esfuerzo en Gernika y superó a un adversario cualificado en su campo por 0-5. Así refuerza sus opciones.

 

 

El Real Unión ofreció un espectáculo magnífico en Urbieta ante un adversario cualificado que, tras la derrota en Zubieta, estuvo más pendiente del árbitro y de los nervios que del juego. La falta de temple inicial condicionó su futuro porque el Real Unión demostró que es un equipo con empaque y calidad. El cuadro local se equivocó al pensar que el Real Unión se amilanaría con su juego agresivo. Como también erró al entender que podría condicionar la actuación del juez de la contienda.Endika Bordas y Salutregi se llevaron las primeras dos tarjetas amarillas del encuentro, y su reacción estuvo fuera de tono.

En el minuto 13, Eizmendi, impecable toda la tarde, estuvo a punto de marcar tras un pase del lateral izquierdo Morcillo pero Altamira desbarató la ocasión. El extremo unionista pudo marcar en el minuto 29 pero Altamira resolvió con acierto. Los nervios locales se acentuaron con el juego vistoso, ordenado y rápido del Real Unión. El técnico del Gernika situó a Santamaría en lugar de Bordas, y tuvo una primera ocasión aunque el lanzamiento salió desviado.Tras la última oportunidad de Galán los equipos se fueron al vestuario, y el Real Unión con cierta sensación de impotencia porque si no hay goles no hay puntos.

SEGUNDA PARTE APOTEÓSICA

El Real Unión se recreó en la segunda mitad, y es cierto que es relativamente sencillo juzgar desde un pupitre.Fue necesario trabajar ante un adversario muy cualificado en su terreno de juego. Los hombres de Zulaika combinaron con velocidad, cambiaron de orientación el balón, fijaron posiciones, desbordaron con mucho criterio, consiguieron goles. Al final los goles otorgan puntos.

Tras una internada de Eneko Eizmendi, Alain Barrón remató a la red. Con el 0-1, el Gernika se dedicó a destruir. Perdió a Carracedo en el minuto 61, quien vio una doble amarilla; Ozkoidi- magnífico en el juego por dentro- marcó a pase Eizmendi y decidió el partido porque el Gernika poco podía ofrecer con un hombre menos.Eneko Eizmendi certificó la victoria tras un pase del artillero Galán tras lo cual Aitor Zulaika puso sobre el césped a Martins y Ribera en lugar de Urkizu y Rodellar.Martins y Eizmendi sellaron la victoria en una segunda parte que no tuvo más nombre que el del Real Unión, salvo un remate de Santamaría que desvió con acierto Irazustabarrena. El Real Unión logró una victoria de mucho valor, en un campo complicado ante un adversario que se dejó llevar por la inercia de los nervios tras la derrota en Zubieta.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo